Nuestro objetivo es acompañarlos en el descenso de peso, mediante la reeducación en relación con la alimentación, procurando cambios de hábitos, brindando información, herramientas y técnicas para arribar a un peso saludable y mantenerlo en el tiempo.

jueves, 18 de abril de 2013

NEUROPLASTICIDAD




La naturaleza siempre nos recuerda que si la dejamos de lado estamos tomando el camino equivocado. La sabia armonía que rige los comportamientos y la vida de nuestro planeta, sólo se ve amenazada por las elecciones equivocadas de la especie humana. Si nos detenemos unos instantes y observamos a nuestro alrededor, descubriremos miles de situaciones naturales de las que aprender. Y no todo está afuera, nuestro cuerpo es aún un mundo desconocido que espera ser leído y aprendido para mejorar nuestro paso por esta existencia.

Tomemos un ejemplo de nuestro cerebro, esa máquina maravillosa, computadora inabarcable y casi perfecta. La neuroplasticidad es la capacidad natural del cerebro para crear nuevas conexiones y circuitos neuronales a cualquier edad.

Desde la plasticidad neuronal (o neuroplasticidad o plasticidad neural o plasticidad sináptica), el cerebro es un órgano extremadamente dinámico en permanente relación con el ambiente, por un lado, y con los hechos psíquicos o los actos del sujeto, por otro. Por lo tanto, la red neuronal es extremadamente sensible a los cambios y a la contingencia. La interacción de los diferentes acontecimientos que suceden en las distintas zonas de la psiquis, modulan el acontecimiento y las potencialidades de la experiencia, que siempre pueden modificar el estado anterior.


.1

Todos somos obras en construcción, porque las células cerebrales que nos constituyen, fluyen constantemente. Analizando este concepto, para aplicarlo en nuestra tarea, me parece magnífico poder trabajar siempre dentro de la mismas linea de base (cambio de hábitos, educación terapéutica, etc.) pero con enfoques distintos, adecuándonos a cada situación particular, desarticulando los automatismos, evolucionando para que cada experiencia nueva sea la base del futuro conocimiento que se verá modificado nuevamente por otra experiencia, en un círculo virtuoso que se retroalimenta de modo constante.

Las neuronas tienen infinitas conexiones con otras. Son circuitos. Cuando voluntariamente hacemos algo nuevo, armamos un nuevo circuito.

El ser humano por naturaleza se acostumbra a lo que vive, y los cambios son verdaderos desafíos, a los cuales muchas veces les ponemos resistencias, porque ya estamos acostumbrados a lo que somos, a lo que hacemos y a cómo lo hacemos.


.2

La adaptación es un proceso sináptico; vivir en piloto automatico es el comienzo del fracaso. Desafiar la manera rutinaria de hacer las cosas, desactivar nuestros propios pilotos automáticos, es la clave para poder desactivar viejos circuitos y generar redes de conexiones, desde nosotros, cambiando nuestras propias mentes, nuestra manera de hacer las cosas, para poder ayudarnos, si no es probable que caigamos en respuestas estereotipadas.

No basta con la información que podamos brindales a nuestros participantes, sino la emoción para movilizar la motivación. Quienes deciden estar mejor, entre otras cosas, vienen por la emoción que le provoca venir, es nuestra responsabilidad cómo creamos el ambiente afectivo y cuál es nuestra respuesta técnica y motivacional para que la persona tenga ganas de hacer cambios en su vida.

Nuestro desafio es enseñar a cambiar, y nuestra obligación como profesionales es la búsqueda constante de nuevas sinapsis, estudiando permanentemente, estando atentos a las necesidades del otro, trabajando sobre nuestas propias fortalezas y debilidades. Nosotros como guías tenemos que ser el incentivo que los movilice más allá de la balanza.


.3

Una clave importante es la escucha, la escucha nos da el poder terapéutico, nos permite crear respuestas, no buscar respuestas automáticas, dado que al escuchar podemos actuar en función de los que exactamente está pensando y sintiendo la otra persona, en ese momento.

Cada pensamiento produce un neurotrasmisor correspondiente al pensamiento o sensación de nuestro cuerpo.

Las conexiones del cerebro pueden cambiarse al practicar conductas que ayuden a instalar nuevos circuitos, haciendo que los patrones neurológicos funcionen de otro modo. Cuando una persona empieza a modificar sus actitudes, cambian las conexiones neuronales y hasta puede activar conexiones inactivas.

Una pequeñísima porción de tejido nervioso cerebral del tamaño de un grano de arena contiene cerca de 100.000 neuronas. El cerebro entero contiene unos 100.000 MILLONES de neuronas. Las neuronas tienen infinitas conexiones con otras. Son circuitos. Cuando voluntariamente hacemos algo nuevo, armamos un nuevo circuito. 

Cambiar es incómodo, pero posible, salir de un hábito de pensamiento, acción, sensación, sentimiento, percepción o conducta es lo que permite ver el mundo y a uno mismo de manera diferente. Y la buena noticia  es que las conexiones del cerebro pueden cambiarse para siempre al practicar conductas que ayuden a instalar nuevos circuito, haciendo que los patrones neurológicos  funcionen de otro modo.

Esta es la esencia del cambio de hábitos, ensayar respuestas innovadoras que, a fuerza de repetición voluntaria y consciente, después de un tiempo variable pasarán a ser respuestas naturales, nuevas, creativas.

Tomando las sabias palabras de Aristóteles : " Somos lo que hacemos repetidamente. La excelencia, entonces, no es una acción sino un hábito".

                                                                                               María Isabel García

PSICOLOGIA POSITIVA






Durante los últimos años trabajamos sobre las creencias, lo cognitivo, la TREC, terapia centrada en el pensar. Luego trabajamos con Terapia Dialectica, que tiene un abordaje conductual, se centra en que la persona haga, ahonda en el darse cuenta, en la conciencia plena, la efectividad interpersonal y la tolerancia al malestar. Se aprenden técnicas de resolución de problemas, permite generar habilidades para que la persona haga.

Luego, ampliamos nuestro marco de intervenciones a través de la Psicología Positiva, terapia de Aceptación y Compromiso, la misma está centrada en las emociones positivas, facilita acercarse a la felicidad, prevenir problemas, generar vinculos sociales, aumentar la resiliencia. La negación no se enfrenta, se diluye. Partimos de lo que pudo en el pasado, el participante al sentirse mejor, quiere estar mejor, lo cual le genera esperanza, optimismo.

En muchos casos, las personas que llegan a nosotras, vienen abatidas, sin esperanza, desmotivadas. El abordaje a través de la Psicología Positiva, permite trabajar a partir de sus fortalezas, de lo que trae el participante, de lo posible...

Una fortaleza es: una caracteristica psicológica que se presenta en distintas situaciones a lo largo del tiempo. Se puede adquirir, necesita práctica y dedicación.

Una persona es mucho más que una situación o una conducta. Partir de lo que el participante trae, lo que logró en distintas áreas de su vida, nos pone en un lugar en el cual es posible lograr otras cosas, por ejemplo bajar de peso.

Existe un cambio en el enfoque: antes partíamos desde la dificultad, para generar la habilidad para poder sortearla, ahora por medio de este enfoque partimos de las fortalezas que tenemos desarrolladas y las fortalezas a desarrollar, que es distinto a debilidad...

Quiero compartir la experiencia de uno de los participantes que atendí. Llamémoslo Felipe, aunque ese no es su verdadero nombre. Era un participante que concurría a tratamiento individual desde marzo del 2007, llevaba bajados 22,100.

Era una persona muy rígida, estructurada, negativa, perfeccionista, con muchísimos años de psicoanálisis.

Mi desafío con este participante era poder contrarrestar las estructuras mentales con las que vino, con nuestra manera de trabajo, para poder ayudarlo a lograr cambios.

Durante los encuentros trabajamos mucho con la TREC, dado que la actitud cambia al cambiar "mis creencias" y la terapia dialectica para generar habilidades.

Ese fue un año fuerte para Felipe, de muchos cambios profundos, como irse a vivir sólo (tenía más de 40 años, vivía con sus padres), poder sortear una frustración que para él fue"Terrible", dado que estuvo pagando un crédito durante muchos años y cuando llegó el momento en que se lo adjudicaron, el aumento de los inmuebles le impidió poder cumplir con su sueño de la casa propia.

En un año de trabajo con este participante, sirvió muchisimo el trabajar con la psicología positiva, con sus logros, sus fortalezas, rescatando su continuidad, perseverancia...


A partir de profundizar sobre "lo posible y todo lo logrado", pudimos encontrar, juntos, tácticas para sus "ataques de ansiedad y atracones nocturnos" sin quedarse en el POR QUÉ, POR QUÉ, POR QUÉ, propio del tratamiento que venía realizando fuera de nuestros encuentros.


¿Qué harías si estuvieses motivado? Saldría a caminar. Y entonces hacelo y después nos contás cómo te sentiste.

En cada encuentro lo que rescataba como positivo, era poder poner en palabras lo que logró, que en otros ambitos no lo hacía y pudo "darse cuenta" lo que le servía para el manejo de su ansiedad durante toda su semana, lo fortalece...

El día de su cumpleaños, como una buena táctica para "desectructurarlo", sugerimos que escribiera una carta con sus logros del 2008, y registrase lo que sentía con esta consigna.

A la semana siguiente, pudó expresar que lo primero que le pasó fue: no querer hacer lo pautado, que le costó unos días procesarlo, pero que "le quedó picando" una pregunta: ¿Qué podés hacer para estar mejor AHORA? Cuando surgió la pregunta, no la pudo responder y respetamos su silencio, acordando con él, más tarde, qué iba a HACER: anotar sus logros.

En nuestro siguiente encuentro, llegó distendido, contento, con una sonrisa... No lo podía creer, él con lo negativo que se sabía aún, había podido escribir muchísimas cosas positivas que logró ese año: hizo hincapié en su PACIENCIA, TOLERANCIA, POR PRIMERA VEZ EN SUS 47 AÑOS PUDO VER LO POSITIVO, ACEPTAR LO INCOMPLETO. Se refirió al plan porque a esta altura del año, ya debía estar en su peso (de acuerdo a sus creencias), lo cual no fue posible... Sin embargo, estaba satisfecho.

SOSTENER Y RECONOCER SUS LOGROS, ALGO TOTALMENTE NUEVO PARA Felipe. SENTIR ASOMBRO Y PLACER POR ELLO.


María Isabel García.


SENSOPERCEPCION






Los actores y actrices conocen ciertos ejercicios que son muy útiles para nosotros. Ellos tienen un gran entrenamiento sobre lo sensorial. Es sumamente interesante vivenciar distintas sensaciones y poder tamizar por nuestro propio cuerpo cómo lo cognitivo contrasta con lo sensorial, qué sentimos a partir de lo que los sentidos perciben...

Me quiero detener en un ejercicio grupal en el cual tenemos que poder descubrir qué sensaciones nos despierta pisar distintas texturas con los pies y luego hacer el mismo ejercicio con las manos.

Lo primero que llama la atención es que en un grupo, fueron muy pocos los que accedieron a realizar la actividad, en algunos casos se escuchó: "descalzarme ni loca". Al indagar en las razones, se escucha en algunos casos que era porque les daba cierto pudor o por un tema de higiene...

Esto pone de manifiesto, cómo nosotros mismos ofrecemos resistencias a lo desconocido, a una propuesta diferente, a desectructuranos, a permitirnos SENTIR.  Permitirnos un cambio, desesquematizarnos, conectarnos con nuestros sentidos. Se supone que es fácil y sin embargo fue bastante trabajoso hacer el ejercicio.

Los que alguna vez hicimos la experiencia sentimos de maneras muy diferentes, en mi caso, sentí con los pies, es decir, si el material que pisaba me resultaba agradable o desagradable, y me relacioné con las texturas por medio de las manos.

Algunos compañeros lo relacionaron con recuerdos y otros ni siquiera se permitieron transitar la experiencia...

En algunos casos luego del ejercicio no podian describir las sensaciones.


.1

Como el mundo de las sensaciones está estrechamente vinculado al acto de comer, yo les planteó a los participanrtes que se vizualicen en distintas reuniones y se detengan a ver como come la gente en general: lo hace de una manera mecánica, compulsiva, y uno se va mimetizando con el de al lado, se produce un efecto cascada...

Por esto, el poder trabajar para conocernos mejor e identificar qué nos despierta cada estímulo, descubrir el placer por medio de otros sentidos, por ejemplo plantearnos una comida rica, variada y divertida en cada ocasión, una preparacion colorida, que huela bien, es una manera de ir modificando...

Descubrir el placer de comer en compañia, una buena música, como preparamos la mesa, para que el momento de comer sea placentero...


.2

Bajar la ansiedad...

En algunas oportunidades, pusé en práctica en otros grupos los MOMENTOS CONCIENTES, en relación al estado emocional: ¿Cómo podemos hacer para bajar la ansiedad?, y conectarnos con nuestras emociones, sensaciones...

Este punto lo articulé con las tentaciones:

¿Qué veo o escucho?

¿Qué siento?

¿Qué hago?

¿Qué hice?

¿Qué siento?

Hicimos el ejercicio de "CERRAR LOS OJOS POR TRES MINUTOS" y conectarnos con nuestra respiración, con nuestro corazón, ritmo cardíaco... Detenernos en nuestras propias sensaciones.
También hicimos el ejercicio de relajar los músculos.

La conclusión de los participantes fue: placer, concientizar su propio cuerpo, registro de la relación que existe entre el cuerpo y la mente. Aplicado a las tentaciones, "descubrieron" que este tipo de herramienta es éficaz para el manejo de la ansiedad. Alguien dijo: "... si hago esto cuando estoy muy ansioso es probable que evite una compulsión".

Además, destacó la importancia de darles distintas herramientas tanto de la alimentación como desde el cuerpo, que pueden poner en práctica en cualquier circunstancia.

Y lo más importante: Que puedan tener un mejor dominio de la unidad que somos: cuerpo, mente, alma.



LAS CHICAS




«La educación terapéutica es darle al otro el “saber hacer”
y así logre lo necesario para estar bien»



En Dieta & Salud, nuestro objetivo es acompañarlos en el descenso de peso, mediante la reeducación en relación con la alimentación, procurando cambios de hábitos, brindando información, herramientas y técnicas para arribar a un peso saludable y mantenerlo en el tiempo.

Nuestra experiencia y logros obtenidos a través de los años, en el acompañamiento de los procesos de cientos de personas que lograron su objetivo fijado, nos da la pauta que transitamos el camino correcto: la salud, el peso adecuado y el bienestar para cada uno es posible.

Un espacio para continuar nuestra hermosa tarea de acompañarlos y ayudarlos a sentirse y verse mejor. Sabemos que cuando la balanza baja, la autoestima sube.

Con nuestra trayectoria y capacitación (de 12 años María, y de 34 años Isabel), estamos seguras que podremos cumplir nuestro propósito.

Isabel Sánchez Sosa
María Isabel García










Isabel Sánchez Sosa y María Isabel García, madre e hija, con años de experiencia trabajando y estudiando sobre los trastornos de la alimentación y adicciones, por la salud y el bienestar de la comunidad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...