Nuestro objetivo es acompañarlos en el descenso de peso, mediante la reeducación en relación con la alimentación, procurando cambios de hábitos, brindando información, herramientas y técnicas para arribar a un peso saludable y mantenerlo en el tiempo.

sábado, 25 de marzo de 2017

Por qué hay que comer una banana cada día


Esta suele ser una pregunta muy frecuente en quienes quieren bajar de peso...
¿Puedo comer banana todos los días? ¡Claro que sí! Una buena alimentación requiere variedad, por lo que es aconsejable comer al menos dos frutas distintas por día, pero para quienes prefieran esta noble fruta una cierta monotonía puede ser mejor a no comer ninguna fruta.

La otra cuestión que puede rondar la mente de quien comienza un plan de descenso de peso o simplemente para comer mejor, es el temor a ingerir demasiadas calorías o a dificultar su digestión. Esto proviene de una falsa creencia que rodea a la banana, como a todo lo rico, dándole fama de ser engordante o poco digerible. Nada más alejado de la verdad.

La banana tiene pocas calorías, bastante fibra y magnesio con un aporte razonable de azúcares que se absorben lentamente.

Una banana grande, de 150 gramos aproximadamente, aporta 135 calorías: menos que una medialuna hica, y la mitad de un alfajor chico. Realmente poco. Casi no tiene grasas, y nos da 4 gramos de fibra que es el 20% de lo que necesitamos en todo el día.

No todo es mala fama, si hablamos de bananas lo primero que casi todos recuerdan es su contenido de potasio. Eso es absolutamente cierto: una banana aporta más de 500 mg de este mineral y no contiene sodio, mejorando mucho la relación entre estos dos minerales que parece ser una clave en el manejo de la presión arterial.

Y el último factor que se suele cuestionar es la cantidad de azúcares, que para esa misma banana extra grande de 150 gramos puede alcanzar a 18 gramos (unas 3 cucharaditas). Estos azúcares vienen en su envase ideal, que es la fibra. Esto quiere decir que, a diferencia del azúcar en una bebida, se absorbe despacio, permitiendo que el organismo lo procese con eficiencia.

Es la misma situación de todas las frutas y las verduras: aportan un poco de azúcar junto con fibra, permitiendo una mejor utilización.

A la hora de organizar la alimentación, hacer las compras o simplemente decidir qué comemos, una elección inteligente es incluir frutas. Y este consejo no estaría completo si no consideramos la calidad.

Algunas frutas se consiguen en ciertos momentos del año, la banana está todo el año, es económica, es rica y fácil de conseguir y de comer en cualquier situación y da mucha energía.

La clave es aprender a comer sano, rico y manejar porciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...