Nuestro objetivo es acompañarlos en el descenso de peso, mediante la reeducación en relación con la alimentación, procurando cambios de hábitos, brindando información, herramientas y técnicas para arribar a un peso saludable y mantenerlo en el tiempo.

domingo, 24 de abril de 2016

TAGLIATELLE AL FUNGI



Una buena alternativa para quienes les gustan las pastas, sin excederse en calorías y grasas y cuidar su peso.
La clave es la moderación en la porción, comenzar la comida con una sopa casera de vegetales verdes (apio, puerro, zapallito, cebolla de verdeo, ajo, podemos agregarle zanahoria) y  acompañar la pasta con una rica ensalada colorida.

RINDE 4 PORCIONES:

INGREDIENTES:


200 g de tagliatelle (cintas) de espinacas
300 g de champiñones
1 ramillete de perejil fresco
3 dientes de ajo
2 cdas. de aceite de oliva
Sal
Pimienta
Rocío vegetal

PREPARACION:
Hervir la pasta en abundante agua y sal. Mientras tanto picar finamente los dientes de ajo y filetear los champiñones, cubrirlos con rocío vegetal y saltearlos en una sartén precalentada.
Una vez que hallan perdido la rigidez, apagar la hornalla y reservarlos.
Colar la pasta y colocar en una fuente; enseguida agregarle los champiñones, el perejil finamente picado, aceite, sal y pimienta, mezclar y servir enseguida decorado con hojas de perejil.

Cada porción de tagliatelle al fungi aporta: 260 calorías

Nutricionalmente aportan: hidratos de carbono, proteínas, grasas monoinsaturadas, y fibra, vitaminas del complejo B y E.
Sodio, cloro y potasio.

Elaboración: 20 minutos
Cocción: 15 minutos

sábado, 16 de abril de 2016

QUE COMER PARA ESTAR SALUDABLES


Cómo introducir cambios positivos en la mesa de todos los días. Ideas para incluir a los niños en este proyecto.

Los alimentos que elegimos y la actividad física que hacemos cada día ejercen influencia sobre nuestra salud. Tienen efecto en cómo nos sentimos hoy y nos sentiremos mañana y en el futuro más lejano. De modo que cada decisión, por insignificante que parezca, tiene su valor y sus consecuencias.

Mejorar el estilo de alimentación y de vida implica hacer ciertos cambios. El mejor cambio es aquel que se puede hacer hoy mismo y se puede disfrutar. Aquí van una serie de ideas y sugerencias que pueden servirle como punto de inicio.

ALGUNAS SUGERENCIAS:

• Consuma más cereales integrales.
• Varíe las verduras.
• Coma más frutas.
• Elija proteínas bajas en grasas.
• Haga una vida activa.

Los chicos incorporan los hábitos más por imitación que a través de las palabras. Coma usted cereales integrales todos los días e intégrelos a las comidas familiares.
Comparta con ellos la preparación de algunos alimentos.
Enseñe a los niños más grandes a leer la lista de ingredientes de los paquetes.

Varíe las verduras

• Compre hortalizas frescas de estación.
• Compre verduras de todos los colores para obtener platos atractivos y de mejor valor nutricional.
• Pruebe las verduras crocantes, crudas o suavemente cocinadas al vapor.
• Utilizar ingredientes frescos de huerta ayuda a reducir la ingesta de sodio, que se encuentra en mayor cantidad en los alimentos empaquetados o procesados.
• Recuerde que los aderezos suman calorías, grasas y sodio a las verduras. Use limón , especias.
• Planifique algunas comidas con un plato principal de verduras, como una tarta o budín, y agregue otros alimentos como complemento.
• Pruebe comer una ensalada como plato principal en el almuerzo, con alguna proteina.    
• Incluya una ensalada verde en la cena de todos los días.
• Corte tiritas de zanahorias, zucchini o apio para picar antes de la comida.
• Incluya vegetales trozados en la salsa de las pastas.
• Pida pizzas con ingredientes como hongos, ajíes, cebolla, espinaca. Pida cantidad adicional de verduras.
• Haga brochettes de verduras para acompañar las carnes: incluya tomates, hongos, ajíes verdes, cebollas, berenjenas, zapallitos.

• Si la familia consume verduras, los niños las aceptarán sin problemas.
• Déjelos participar en la decisión de las verduras para las ensaladas y en la combinación de colores.
• Según la edad, pueden ayudar a comprar, limpiar, pelar o cortar las verduras.
• Ofrézcales elegir una nueva verdura para probar cuando realizan las compras.

Coma más frutas

• Tenga una fuente o canasta con frutas enteras siempre sobre la mesa. Tenga siempre fruta fresca en   la heladera.
• Compre fruta de estación, que es menos costosa y tiene mejor sabor.
• Prefiera siempre la fruta entera en lugar del jugo solamente.
• Varíe las frutas para obtener diferentes contenidos nutricionales.
• Agregue bananas, manzanas o duraznos al cereal del desayuno; frutillas o peras a los panqueques u helado; uvas o naranja a la ensalada; mezcle fruta cortada con el yogur.
• Si almuerza en el trabajo, llévese una fruta como postre.
• Prepare una ensalada waldorf, con manzanas, apio, nueces y aderezos light.
• Pruebe platos con carnes y frutas, como peceto con ciruelas, cerdo con puré de manzana, carbonada con orejones de durazno.
• Agregue frutas como ananá o duraznos a las brochettes.
• Como postre, incluya manzanas o peras asadas, y la ensalada de frutas. Para la ensalada mezcle manzanas, bananas o peras con frutas ácidas como naranjas o ananá, con jugo de limón para evitar que se pongan oscuras.
• Elija frutas como colaciones.
• Las frutas desecadas también son una buena elección: fáciles de llevar y se conservan bien. Un cuarto de taza equivale a media taza de fruta fresca. Puede llevarlas en la cartera o dejarlas en su escritorio. Las más comunes son damascos, duraznos, manzanas, higos, ciruelas  y pasas de uva.
• Muchas frutas parecen más ricas con un agregado o aderezo como postre, yogur o crema light.

Un buen ejemplo para sus hijos será que usted consuma frutas todos los días.
• Ofrézcales a los chicos frutas como postre.
• Según la edad, los niños pueden ayudar a comprar, limpiar, pelar o cortar las frutas.
• Al momento de comprar, deje que los niños elijan nuevas frutas para probar.
• Decore los platos o sirva las comidas con trozos de frutas.
• Coloque frutas en el pote de cereales. O, sirva una cara sonriente con bananas en trozos para los ojos, pasas de uva para una nariz y una tajada de naranja para la boca.
• Ofrézcales pasas de uva u otras frutas secas en lugar de caramelos. No se resistirán si lo hace desde que son pequeños.

Elija proteínas bajas en grasas

• Compre cortes de carne magros como peceto, cuadril, nalga, bola de lomo, lomo, paleta, cuadrada, bife angosto sin grasa.
• Elija carne picada extra magra. Pide un corte magro y hágalo picar para mayor seguridad.
• Compre pollo trozado sin piel o quítele la piel antes de cocinarlo. Las pechugas de pollo sin piel son las opciones de ave más magras.

Haga una vida activa

Logre un equilibrio entre lo que come y lo que gasta. Haga que el movimiento sea parte de su vida diaria a través de actividades que disfrute. Que sea fácil: una caminata rápida de 10 minutos desde o hacia el estacionamiento, la parada del colectivo o la estación del tren. O disfrute de una clase de ejercicios interesante.

Lo más importante es estar activo la mayoría de los días de la semana y hacerlo como parte de la rutina diaria. Por ejemplo, para alcanzar el objetivo de 30 minutos del día, pasee el perro 10 minutos antes y después del trabajo y súmele una caminata de 10 minutos en el horario del almuerzo. O nade 3 veces por semana y tome una clase de yoga los demás días. Asegúrese de hacer, por lo menos, 10 minutos de actividad por vez: los tramos más cortos de actividad no le darán los mismos beneficios para la salud.

viernes, 1 de abril de 2016

TORTILLA LIGHT DE ARVEJA


Excelente opción: rica, proteica, económica y fácil de hacer.


INGREDIENTES
3 tazas tamaño té de arvejas cocidas
1 zanahoria rallada
50 g de jamón cocido picado
1 huevo y 2 claras
1 cebolla picada fino y rehogada
Sal y perejil

PREPARACION
Batir el huevo y las claras.

Aparte, mezclar el resto de los ingredientes. Verter el batido anterior sobre los demás ingredientes y mezclar bien.

Calentar una sartén antiadherente a fuego fuerte, retirar de la hornalla, cubrir con rocío vegetal y verter la preparación.

Llevar al fuego, tapar y continuar la cocción a fuego lento para que coagule bien el huevo y no se queme.

A mitad de cocción, dar vuelta.

Servir del lado más dorado.

Tiempo de elaboración: 15 minutos.

Tiempo de cocción: 10 minutos.

APORTES NUTRICIONALES: Hidratos de carbono, proteínas, fibra, pocas grasas, betacarotenos, vitaminas A y del complejo B, potasio, hierro, sodio, magnesio, selenio, zinc, calcio.

170 calorías por porción.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...