Nuestro objetivo es acompañarlos en el descenso de peso, mediante la reeducación en relación con la alimentación, procurando cambios de hábitos, brindando información, herramientas y técnicas para arribar a un peso saludable y mantenerlo en el tiempo.

jueves, 30 de mayo de 2013

TESTIMONIO DE MAIA






Estoy hace 5 años manteniendo mi peso con 25 kg menos luego de transitar 2 años de descenso. Cuando comencé este camino , me dirigí a Maria con el fin de bajar de peso, pero me sorprendí cuando su propuesta fue la de realizar un cambio de hábitos.

Si bien no es nada fácil transitarlo, una vez que se comprende y se acepta la necesidad de un cambio, (que no hay magia y que depende de uno), todo comienza a fluir.

Justamente éste fue uno de los grandes cambios en mi pensamiento: entender que debía cambiar mis hábitos para lograr un descenso de peso. Pero luego, comprendí que el descenso de peso era únicamente una consecuencia de mi cambio de hábito y de mi aprendizaje sobre los aspectos nutricionales.

No es fácil hacerse cargo, ni llevarlo a cabo, ni aplicarlo día a día, pero cuando lo asumimos como estilo de vida uno se da cuenta que todo esfuerzo valió y vale la pena.

El descenso fluye a medida que uno va a aprendiendo y está contenido por el espacio en el cual lo realiza, pero luego el mantenimiento puede dificultarse al no tener este espacio, o la frecuencia de asistencia, por eso para mí es fundamental asistir a una reuniones esporádicas en la cuales puedo plantear dudas, o conflictos que me van surgiendo, ya que los momentos de la vida van cambiando y uno se encuentra diferente.

La obesidad es una enfermedad crónica, por lo tanto uno tiene que asumir un compromiso con uno mismo a largo plazo, saber que esto va a ser para toda la vida. Por eso a mi me gusta compararlo con la decisión de aprender un idioma: hay que tomar la decisión, asistir a las clases, hacer la tarea, plantear dudas y por más que haya días en los cuales no tenemos ganas de hacerlo, sabemos que a largo plazo es conveniente y que es un aprendizaje que queda para siempre.

Lo fantástico de este estilo de vida, es que cada 2 horas (con las colaciones) se puede decidir volver al ruedo, en caso de haber desbarrancado, ¿a quien no le ha pasado? Pero saber que siempre se puede retomar, que la decisión es únicamente de uno. No sólo me da la oportunidad de volver al camino que elijo, sino que me siento con más poder sobre mí misma.

Al bajar de peso la autoestima sube, es directamente proporcional, pero no sólo en cuanto al aspecto físico, sino al emocional, al saber que es uno el que tiene el control de poder continuar por ese camino elegido que tantas satisfacciones da.

Por todas estas razones siempre voy a estar eternamente agradecida a Maria por acompañarme en este camino y nunca soltarme la mano. Cuando estaba de mal humor porque habia semanas que no bajaba de peso, ella me contenía explicándome el paso a paso de éste camino, o ayudándome a ver que podía optimizar. De hecho pasé 6 meses de meseta, en un estado muy frustrante, ya que todavía me faltaban bajar varios kilos, y semana a semana Maria se tomó el trabajo, no solo de ayudarme con el plan nutricional, sino de contenerme, de explicarme e insistir en que ya ibamos a darle en dónde era que me estaba equivocando, y así fue, luego de 6 meses de meseta y probar innumerables cambios comencé a descender nuevamente.

Esto sigue demostrando que hay que tener paciencia, que es imposible pretender hacer esto de un dia para el otro y que es un aprendizaje dia a dia, o mejor dicho es un aprendizaje cada dos horas.

Yo escuché un tema de Fito Paez que me parece que resume muy bien de que se trata esto que dice Lo importante no es llegar, lo importante es el camino.

Maria, mi eterno agradecimiento por todo lo que hiciste y hacés por mí, nunca voy a encontrar las palabras exactas para explicarte lo que significas en mí, es imposible no tenerte presente ya que en cada habito incorporado vos estás presente, desde el desayuno (cuando comencé decía que no podía desayunar porque me daba náuseas y poco a poco lo fuimos incorporando y hoy no puedo salir de mi casa sin desayunar), hasta la actividad fisica, que si bien no sigue siendo de mi mayor agrado, ahora la tengo como rutina totalmente incorporada.

¡¡Así que, infinitas gracias!!

Maia Senderovsky
26 años










lunes, 27 de mayo de 2013

TRATAR DE ESTAR MEJOR





Les presentamos algunas sugerencias para empezar desde ahora el resto de nuestras vidas con ganas y felicidad. Consideremos algo muy importante: no hay imposibles cuando nos proponemos un objetivo si lo hacemos a conciencia y utilizamos nuestras certezas. Cuando nos proponemos adelgazar, sólo fracasaremos si dejamos de intentarlo. Es más fácil si lo intentamos en grupo, compartiendo experiencias con otros  que sienten lo mismo que uno, y con la ayuda de un profesional idóneo. Cualquiera puede bajar de peso, no es difícil,  pero sólo si lo hacemos con decisión para mantener lo logros en el tiempo, y no aflojar. Debemos proponernos esfuerzos que podamos sostener y avanzar día a día, sin prisa y sin pausa. Se puede. Vamos a intentarlo...



Consejos para vivir mejor
y perder peso saludablemente...


1. La comida más importante del día es el desayuno. No debe saltearse.

2. Comamos varias veces al día, controlando las porciones que se ingieren. No es bueno hacer largos ayunos y comerse todo a la noche. Lo mejor es hacer 6 comidas: desayuno, refrigerio a media mañana, almuerzo, merienda, refrigerio a media tarde y cena. Lo mínimo es hacer 4 comidas.

3. Bebamos 2 litros diarios de líquido o más.


4. Las frutas y hortalizas no pueden faltar, cuanto más variados sean los colores, más sustancias protectoras estaremos incorporando al organismo. Las verduras brindan mayor saciedad y aumentan el volumen del plato.

5. Comamos más pescado -si es de mar, mejor-, fresco, o enlatado al natural (enjuagado para eliminar sodio y conservantes).

6. Si comemos carne vacuna debe ser magra, y el pollo cocinarlo sin piel.

7. Los cereales y derivados integrales (pan, galletas, arroz, fideos, etc.) y legumbres combinadas con hortalizas.

8. Los lácteos, cada día, son muy importantes: como mínimo 3 porciones (lácteos descremados).

9. El acto de comer tiene sus recomendaciones: mastiquemos bien, lento, bocados chicos. Apoyemos los cubiertos entre un bocado y otro, para evitar apurarnos. Sin mirar televisión, leer o hacer otras actividades mientras comemos, es mucho mejor.

10. Intentemos tener períodos entre comidas de 1 hora y media a 3 horas como máximo, cada vez.

11. Si tenemos una fiesta, cumpleaños, casamiento, restaurante, reunión en casa, etc... no debemos saltear comidas antes del evento, y comamos algo antes de ir a la reunión. Una vez allí, no hace falta evitar comer y beber, sino moderarse.

12. Podemos consumir hasta 4 huevos enteros por semana. Muchos usamos sólo las claras que son 100 x 100 proteínas, brindan saciedad y activan el metabolismo (y se pueden ingerir sin restricciones).


13. SALGAMOS A CAMINAR: cada día podemos incrementar unos minutos de movimiento, de diferentes formas. Caminemos, andemos en bicicleta, subamos escaleras en vez de tomar el ascensor,  hagamos ejercicios en el agua, y todas las  tareas del hogar que nos mantengan activos.

13. Evitemos el estrés, el agobio de una vida sin pausa corriendo a ningún lugar. Descansemos, disfrutemos, recuperemos actividades que nos brinden placer y buen humor. Se puede.

14. ¿Cuánto hace que no te hacés estudios clínicos? Hay análisis que son indicadores de nuestro estado de salud y ayudan a considerar las acciones que debemos ejecutar para vivir sanamente...

► La Presión arterial: 13/8 mm/Hg.

La  Glucosa (azúcar en sangre): 100 mg%.

Las Grasas:

☼ Triglicéridos: menos de 150 mg%.
☼ Colesterol total: 200 mg%.
☼ HDL (colesterol bueno): más de 45 mg%.
☼ LDL (colesterol malo): menos de 130 mg%.


► Medida de la cintura: 90 centímetros para ellas, hasta 100 centímetros para ellos.

 Hacete los controles, al menos, una vez al año.



Consejos para tener en cuenta...


1. Usemos la sal y alimentos salados, en forma moderada. Podemos reemplazar la sal con especias y condimentos variados.

2. Es conveniente reducir los azúcares y dulces de todo tipo.

3. Es indispensable reducir los sánguches: fiambres, embutidos y hamburguesas.

4. Se puede comer sin aceite, se puede cocinar sin aceite también. Al principio, controlemos el aceite que usamos, midiendo con una cucharita tamaño té.

5. Evitemos ingerir grasas innecesarias: comidas rápidas, galletitas, manteca, margarinas, cremas,   tapas de empanadas comunes, polvos para preparar bizcochuelos, etc.

6. Tomemos alcohol moderadamente: si sos mujer, 1 medida; si sos varón, 2 (de vino). La medida de alcohol puede ser: 1 lata de cerveza, o 1 vaso de vino tinto, o 1 medida de vodka, whisky, ginebra, etc. Consideremos que el whisky tiene mayor contenido alcóholico que la cerveza. 

7. No tomemos pociones mágicas para adelgazar, es decir, medicamentos, preparados o combinaciones que prometen cosas imposibles y daños irreversibles, tanto fisica como síquicamente.

















TARTA DE MANZANA Y QUESO DIET








¿Quién dijo que no se puede comer rico y sano en tiempos de cuidarnos para bajar de peso? A partir de esta receta intentaremos recomendarte propuestas saludables y sabrosas para que hagas en casa y compartas en familia y con amigos...


Ingredientes:

(Rinde 8 porciones. Tiene 80 cal por porción)

Para la base de la tarta:

1½ clara de huevo
1 cucharada de ralladura de limón
250 gr de ricota descremada
1cucharadita de café de edulcorante en polvo
1½ cucharadita de polvo para hornear
2 cucharadas de leche en polvo.

Para la cubierta:

1½ manzanas grandes peladas y cortadas en tajadas
5 mitades de nueces
3 cucharadas de mermelada dietética de duraznos
canela molida


Preparación:

1. Mezclar la ricota con la leche en polvo, con el edulcorante y con el polvo de hornear.

2. Agregar la ralladura de limón a las claras y batirlas a punto nieve hasta que estén bien firmes.

3. Juntar esta mezcla con la anterior y unir todo suavemente.

4. Volcar en un molde previamente lubricado con roció vegetal.

5. Hornear entre 20 y 25 minutos a temperatura moderada. Retirar, dejar reposar durante 10 minutos y luego desmoldar.

6. Cocinar las manzanas en una sartén con un chorrito de agua y 3 cucharadas de mermelada diet de duraznos hasta que se doren. Retirarlas y dejarlas enfriar. Luego espolvorear con canela molida.

7. Distribuir las manzanas sobre la torta.

8. Calentar la mermelada a fuego mínimo hasta que se ablande y luego utilizarlas para abrillantar la cubierta. Decorarla con nueces.



VEA TAMBIEN EN ESTE BLOG...


PAQUETITOS DE PESCADO


 CHOCLO AL POLLO


 UN BUEN MINESTRONE





TIRAMISÚ BAJAS CALORIAS 
 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...