Nuestro objetivo es acompañarlos en el descenso de peso, mediante la reeducación en relación con la alimentación, procurando cambios de hábitos, brindando información, herramientas y técnicas para arribar a un peso saludable y mantenerlo en el tiempo.

lunes, 15 de agosto de 2016

AGUA, AGUA, AGUA





Un vaso de agua -en realidad, no menos de 8 al día- son un buen aliado para quienes buscan o quieren mantener un peso saludable, según diferente estudios científicos.

¿Cómo colabora este nutriente esencial con el control del peso? El consumo de agua en cantidades adecuadas ha demostrado reducir la ingesta diaria de calorías casi en un 10%, y, al mismo tiempo, beber agua ayuda a quemar calorías.





Pero ¿qué entendemos por un consumo adecuado de agua? "Beber entre 2 y 2,5 litros de agua en todas sus formas, preferentemente agua pura.

Por otro lado, son varios los mecanismos por los cuales beber agua incluso ayuda a quemar calorías. Un estudio publicado en la revista The Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism mostró que consumir 500 cc de agua incrementa un 30% el metabolismo basal. Basados en esos resultados, investigadores de la Universidad de Virginia decidieron probar si beber 500 cc de agua antes de cada comida ayudaba a que personas en tratamiento por sobrepeso perdieran peso más fácilmente. En comparación con aquellos que sólo hicieron dieta, los que sumaron agua a la dieta perdieron 2 kilos más, promedio, al año.

Ese gasto energético es aún mayor si uno bebe el agua fría o con hielo.
¿Cúanta agua tomaste hoy?

sábado, 13 de agosto de 2016

MUFFINS DE ATUN




INGREDIENTES:

🔻1 lata de atún al natural.
🔻1 huevo (o 2 claras).
🔻1 cebolla de verdeo o 1/2 blanca .
🔻1/4 morrón.
🔻1 cuchara sopera de queso crema 0% grasa.

PREPARACION:

Picar la cebolla y el morrón y cocinar en una sartén previamente rociada con spray vegetal, agregando un chorrito de agua hasta que se ablanden. Agregar el atún lavado y escurrido, el queso crema y condimentos a gusto (pueden saborizarlos como más les guste: una pizca de mostaza, salsa de tomates, salsa de soja baja en sodio, curry, comino, o lo que se les ocurra). Dejar enfriar y agregar los huevos. Procesar todo junto con mini primer o licuadora.
Verter la preparación en moldes individuales de muffins.Si los moldes son de silicona no hace falta rociarlos con spray vegetal. Cocinar en horno precalentado a 180 grados por 25 minutos aprox. hasta que se doren.

RINDE 3 PORCIONES MEDIANAS O 4 PORCIONES CHICAS

Lo podemos consumir como una colación proteica (cantidad 1 mediano), ideal consumirlo siempre tomando 2 vasos de agua natural o fría y luego una infusión caliente, para favorecer el descenso de peso.

Otra opción es comer 2 con una rica ensalada como almuerzo o cena, previo caldo casero que nos hidrata y da saciedad.

sábado, 6 de agosto de 2016

ALIMENTOS CONVENIENTES EN INVIERNO

Conozca cuáles son los mejores alimentos para proteger al organismo: 


  

HORTALIZAS Y FRUTA ANTIRESFRIO
Durante estos meses suelen instalarse las enfermedades respiratorias, como resfríos, sinusitis o bronquitis. Para levantar las defensas ante ellas aproveche las hortalizas aliáceas (cebolla, ajo, puerro), que tienen propiedades mucolíticas y antisépticas: sus compuestos azufrados ablandan la mucosidad y favorecen su expulsión, y actúan contra los gérmenes (bacterias o virus).

Por otra parte, el déficit de vitamina C disminuye la resistencia a las infecciones. Las verduras de la familia de los repollos (coliflor, brocoli, repollo, repollitos de Bruselas) son las más ricas en vitamina C y ácido cítrico, que potencia la acción beneficiosa de esta vitamina. Las frutas de invierno son muy ricas en esos nutrientes, por lo que conviene aprovechar los beneficios y el buen precio de naranjas, mandarinas, pomelos y limones. Dado que esta vitamina es sensible al contacto con el aire, si se consumen en forma de jugos es importante que sean recién exprimidos.
Además de la vitamina C, en las frutas de invierno se destaca el contenido de carotenoides, pigmentos vegetales con capacidad antioxidante y también la fibra, mayoritariamente soluble: pectina y mucílagos. En los cítricos, pectina se concentra en la parte blanca que cubre la pulpa, que no hay por qué desechar.
La mejor forma de aprovechar las cualidades nutritivas de las frutas es consumiéndolas crudas. La parte más externa, justo debajo de la piel, es la que concentra mayor cantidad de vitaminas por lo tanto, pélelas fino. Si opta por comerlas con cáscara, lávelas muy bien. Dado que al cortarlas entran en contacto con el oxígeno y pierden vitaminas, lo mejor es partirlas justo en el momento de consumirlas.

LA PIEL Y EL FRIO

El organismo requiere vitamina A para mantener en buen estado la piel y las mucosas (entre ellas, las que recubren el interior de los bronquios), que se ven afectadas por el frío, el viento y los cambios bruscos de temperatura entre ambientes cerrados y aire libre. Además, ayuda a reducir el riesgo de afecciones respiratorias.
La zanahoria y la calabaza son los alimentos más ricos en betacarotenos, sustancias antioxidantes que en el cuerpo se transforman en vitamina A. Otras fuentes son las verduras de hoja (acelga, espinaca, berro, endibia), que además son ricas en folatos y fibra. Los betacarotenos no se destruyen con el calor, de modo que no se pierden con la cocción.

 SOPAS, PUCHEROS, PASTAS, GUISOS

La clave para no aumentar de peso en invierno está en saber qué alimentos consumir y cuidar las porciones.
Una buena medida es recurrir a las sopas. Brindan una posibilidad sencilla de incluir entre sus ingredientes una amplia variedad de verduras, útiles para nutrirse bien a la vez que se consigue saciedad y se come menos cantidad del plato siguiente.
Sazónelas con especias y poca sal.

Las pastas son también una buena opción en invierno. Sólo que no hay que excederse en la cantidad: una porción equivale a media taza de pastas cocida. Una buena opción es mezclarlas con vegetales al wok (hechos con rocio vegetal).
En cuanto a los guisos o pucheros, tan rendidores y reconfortantes en invierno, conviene agregarles mucha cantidad de caldo preferentemente casero, para aumentar su volumen. Es mejor si los ingredientes principales son hortalizas, acompañadas por carne magra. Son ideales para incorporar legumbres (arvejas, porotos, lentejas), fuentes de fibra, vitaminas y minerales.

HABITOS QUE CONVIENE INCORPORAR

• Mantenga el consumo de líquidos ( 2 litros diarios aprox.). Puede beber infusiones, mate, comer gelatinas para alcanzarlos.
• Coma frutas cítricas y beba jugos cítricos exprimidos. Consúmalos no más de 15 minutos después de haberlos obtenido para aprovechar todas sus propiedades vitamínicas.
• Aumente el consumo de vitamina A, que ayuda a proteger la piel y los labios del frío. Consuma yogurt,leche, queso portsalut, carnes desgrasadas, huevo, verduras de hoja (acelga, espinaca, endibia, berro), zanahoria y calabaza.
• Elija cortes magros de carne.
• La escasez de luz solar disminuye la incorporación de vitamina D. La posible falta se previene con el consumo de pescados como atún y lácteos enriquecidos.
• Si las ensaladas “le dan frío”, consuma hortalizas calientes. Puede prepararlas hervidas, al horno, al vapor, grilladas o en sopas.
• Sirva porciones moderadas; recuerde que la fruta también es parte de la comida.
• No abuse de chocolates, alfajores, turrones. En cambio, incorpore frutas secas(almendras, avellanas) y deshidratadas (duraznos, peras, higos,pasas de uvas), ya que aportan fibra y nutrientes.
• Sirva la cena temprano, para darle tiempo al organismo(que en invierno funciona con más lentitud).

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...